Preboda en París. Ana y Jorge

Hacer una preboda en París es uno de los sueños que teníamos pendientes. Y tuvimos la suerte de poder cumplirlo junto con Ana y Jorge. Un viaje lleno de amor, acompañado por una ciudad muy especial. Donde cada rincón se convierte en una fotografía que recordar.

Coger un avión rumbo a París, eso es lo que nos gusta a todos los que estamos enamorados. Y nosotros que además estamos enamorados de nuestro trabajo, si nos dicen que es para hacer una preboda en París, pues aún más.

Sin pensarlo, preparamos todo. Con cuidado y buena letra que lo que se olvida ya no se puede volver a recoger y embarcamos con una gran ilusión. En este viaje tuvimos que facturar, ya que además de las fotografías de la preboda también queriamos hacer vídeo. Y el material que llevábamos ocupaba mucho. Entre las cosas que llevamos nos echamos al hombro la steady. Para poder tener tomas de Ana y Jorge bailando y por supuesto que quedarán de película.

Planeando la preboda en París

Quisimos hacer ver que estaban de turismo, para que quedase una preboda natural, por las calles de París, los rincones de una ciudad que habla por si sola como escenario de una verdadera historia de amor, como es la de ellos. Lo primero es preparar una buena ruta para que nos se nos quedará nada en el tintero. Aunque es verdad, que tuvimos momentos de perdernos y dejar volar la imaginación.

Fue una experiencia única, donde disfrutamos muchísimo, donde los lazos de una amistad se estrechan aún más. Aquí tenéis el resultado, una fotografía de preboda natural, sencilla y divertida. Como si de un viaje se tratase.

¿Os gustaría hacer una sesión en París?

Compartir en:

Volver a Bodas